Las bodas se están convirtiendo en eventos únicos alejados de los convencionalismos y de los clásicos servicios que hace unos años la mayoría de los novios elegía para esta celebración tan especial. Las parejas buscan exclusividad y una boda perfecta que quede en la memoria de sus invitados para siempre.

Además de elegir entre los hoteles de ciudad o las fincas,  las orquestas o DJ´s,  los clásicos reportajes de fotos y vídeo, ahora todos los novios queréis contratar un servicio de  wedding planner, un show cooking de comida japonesa, un food truck, corners o estaciones gourmet, un fotomatón para inmortalizar cada momento, crear una web de la boda o usar hashtags en redes sociales para compartir cada instante.

La gran oferta de servicios y proveedores que hay por todo el país os facilita la celebración de una boda original e inolvidable que sorprenderá a vuestros invitados. Por tanto, conseguir una boda perfecta a vuestro gusto no es difícil si se tienen en cuenta algunos consejos de los profesionales con gran experiencia en la organización de eventos.

Castillos, hoteles, masías, fincas, palacios, bodegas, jardines… las opciones para la celebración de vuestro evento son infinitas; y por tanto, actualmente es casi imposible acudir a dos bodas iguales.

Pero, ¿cómo conseguir, a día de hoy, una boda exitosa y que nadie olvide? Os damos diez claves para que los preparativos, y el día B, sean perfectos y no olvidéis nada importante. 

1.Definir vuestro estilo

Vuestros gustos y personalidad influyen a la hora de definir el estilo de boda que queréis: romántica, vintage, boho chic…

Todo debe tener un hilo conductor y encajar como las piezas de un puzzle:  el traje de los novios, los arreglos florales, la música elegida para el fin de fiesta, la decoración de los espacios, el seating plan personalizado, entre otros muchos detalles que se pueden customizar.

Si estáis pensando en una boda temática, podéis tomar como referencia la profesión de uno de los dos o el lugar donde os conocisteis. ¿Fue durante unas vacaciones de verano o en una jornada de ski en Navidades? Pensad bien en aquello con lo que os sentís identificados, que tenga relación con vuestra historia de amor y será un éxito asegurado.

organizar boda perfecta

2. Asesoramiento de Wedding Planner

A veces, elegir el tipo de boda que queremos, el espacio para celebrarla, la decoración, el menú del banquete, los grupos musicales para amenizar el evento, seleccionar el alojamiento y transporte para los invitados, todos estos detalles entre otros, pueden generar mucho estrés. Por ello delegar la planificación, organización y coordinación de la boda en un experto, hará que viváis la experiencia de organizar vuestra boda como algo mágico, y aquí juega un papel fundamental la figura del Wedding Planner –WP-.

Vuestra WP os pondrá al día sobre las últimas tendencias. Su amplio conocimiento sobre los proveedores más cotizados para bodas, permitirá seleccionar los que mejor os encajen y conseguirá el mejor presupuesto. Además, será la persona que os acompañará de principio a fin, creando una experiencia de boda inolvidable para que disfrutéis junto a vuestros invitados y sólo os preocupéis de reír, bailar y brindar.

Si residís en un lugar distinto al elegido para vuestra boda, o en el extranjero y queréis celebrar vuestra boda en España; o si, por el contrario, estáis pensando en celebrar el evento, por ejemplo, en una playa paradisíaca… también en este tipo de bodas conocidas como Bodas de Destino, vuestro WP se encargará absolutamente de todo para vuestra tranquilidad, sin que tengáis que desplazaros.

3. Buena planificación

La planificación es un factor a tener en cuenta., para conseguir que la boda sea inolvidable y especial.

Os será de gran ayuda elaborar un calendario organizativo con todos y cada uno de los elementos que intervienen en la organización de la boda. Podréis guiaros fácilmente y saber qué hacer cuando empieza la cuenta atrás para el evento, dentro de unos tiempos establecidos para tenerlo todo bajo control. Si contáis con un wedding planner, os lo facilitará y lo seguiréis juntos.

4. Enamoraos del espacio

Después de la fecha, hay que elegir el espacio donde queréis celebrar la boda. Un hotel, una bodega, jardines… En definitiva, un lugar lleno de encanto.

En este sentido, es importante tener en cuenta que el lugar reuna ciertos requisitos que se adapten a vuestras necesidades. La posibilidad de alojar a los invitados, actividades para la pre-boda y post- boda, restauración o catering propio, posibilidad de personalizar el espacio a vuestro gusto, disponer de diferentes zonas para crear ambientes únicos de cada momento del evento, vistas de los salones o el entorno, la accesibilidad…Son algunos detalles a tener en cuenta. Pero lo más importante de todo es que el lugar os atrape y os enamore desde el momento en el que vais a visitarlo.

5. La decoración es un plus para sorprender

La decoración de cada uno de los espacios en los que se va a desarrollar el evento es imprescindible para sorprender a los invitados y para dar un toque chic a la boda.

Podéis contar con la ayuda de los profesionales que pondrán a vuestra disposición el espacio elegido para la celebración de la boda, y que en algunas ocasiones cuentan con un servicio propio de asesoramiento de Wedding Planner.

También hay que prestar especial atención a la iluminación y la personalización de cada rincón. Los pequeños detalles son los que van a marcar la diferencia.

6. Un menú a medida

Siempre es un buen momento para disfrutar de una comida o cena entre familiares y amigos. Como no podía ser de otra forma, el momento ideal es reunirlos a todos en nuestra Boda, y degustar cuidadas y seleccionadas elaboraciones, creadas por los Chef y acompañarlas por un exquisito servicio o por un catering especial.

La elección del cóctel y el banquete de boda tiene que ser estudiada minuciosamente, teniendo en cuenta el tipo de evento que vamos a celebrar, así como los invitados que van a asistir, para apostar por una selección de platos que sea un deleite para los 5 sentidos.

Os vais a encontrar con un amplio abanico de  opciones para elaborar el  menú.

En primer lugar hay que valorar el tipo de servicio que deseáis ofrecer a los invitados. Podéis decantaros por una boda más formal en formato banquete, o si queréis que sea un evento más dinámico y social, en el que todos los invitados puedan relacionarse entre ellos durante la comida, vuestra boda será tipo cóctel

Para aquellos invitados que tengan alguna alergia o intolerancia alimenticia, será un detallazo que el hotel o la empresa de catering contratada lo tenga en cuenta, y trate de adaptar en la medida de lo posible el mismo menú elegido para el resto de los invitados.

Un punto determinante que marcará la diferencia será la calidad de la materia prima con la que se elaborará el menú, la presentación de los platos y el servicio. Vuestros invitados sabrán apreciarlo y tendrán un recuerdo gastronómico fantástico junto con un servicio y atención impecable.

7. Mantened la calma con la lista de invitados

La lista de los invitados es una de las cosas que más quita el sueño a los novios en las bodas. Definir vuestro estilo y el tipo de boda que queréis os ayudará a elaborar la lista de asistentes con los que deseáis  compartir ese día.

Pensad si queréis una boda íntima con la familia más allegada, un día con amigos,  o una boda numerosa donde tengan cabida familiares, amigos y compañeros de trabajo. A partir de ahí, os será más fácil comenzar con el listado.

Cuando tengáis elaborado el listado pasamos al siguiente reto, hacer el seating plan para ubicar a los invitados en las mesas. Podéis confeccionar un seating plan inicial, no desesperéis porque habrá cambios de última hora por bajas de invitados o incorporaciones inesperadas,

Recordar que el banquete suele tener una duración de dos horas y que los invitados tienen que estar cómodos entre ellos, por lo que os recomendamos que tratéis de ubicarlos en las mesas según las afinidades que tengan, así disfrutarán más de la velada.

8. Invitaciones a tiempo

Los invitados que acuden a una boda probablemente tengan más eventos en la misma fecha. A veces, tienen varias  bodas en un mes, ya que la mayoría de parejas eligen la primavera o el verano para casarse.

Las invitaciones deben enviarse con el tiempo suficiente, para que los invitados puedan organizarse, ya que algunos de ellos vendrán de distintos lugares del mundo y tienen que programar un largo viaje en avión. Tampoco es recomendable hacerlo con demasiado tiempo, porque al final, pueden olvidarse del día, la hora, la Iglesia… Lo ideal es hacer el envío entre mes y medio y dos meses antes de la fecha del evento.

La información que debéis incluir en las invitaciones debe estar pensada para los asistentes que acudirán de fuera. Ellos agradecerán que adjuntéis un listado de hoteles o alojamientos con sus direcciones y teléfonos para que puedan reservar, un mapa de coordenadas con la ubicación del lugar donde se celebrará el evento, así como una lista de bodas o una web propia donde puedan confirmar su asistencia o ver la ubicación de la ceremonia o el espacio.

Los invitados que acuden a una boda probablemente tengan más eventos en la misma fecha. A veces, tienen varias  bodas en un mes, ya que la mayoría de parejas eligen la primavera o el verano para casarse.

Las invitaciones deben enviarse con el tiempo suficiente, para que los invitados puedan organizarse, ya que algunos de ellos vendrán de distintos lugares del mundo y tienen que programar un largo viaje en avión. Tampoco es recomendable hacerlo con demasiado tiempo, porque al final, pueden olvidarse del día, la hora, la Iglesia… Lo ideal es hacer el envío entre mes y medio y dos meses antes de la fecha del evento.

La información que debéis incluir en las invitaciones debe estar pensada para los asistentes que acudirán de fuera. Ellos agradecerán que adjuntéis un listado de hoteles o alojamientos con sus direcciones y teléfonos para que puedan reservar, un mapa de coordenadas con la ubicación del lugar donde se celebrará el evento, así como una lista de bodas o una web propia donde puedan confirmar su asistencia o ver la ubicación de la ceremonia o el espacio.

9. Disfrutad sin estrés 

La organización de la boda es una vivencia irrepetible, en la que se tenéis que exprimir cada momento.. Para conseguirlo, si no contáis con demasiado tiempo o preferís que un profesional se encargue de los preparativos, es fundamental contar con esa ayuda tan útil del Wedding Planner.

Gracias a ellos, no hace falta que estéis pendientes de todos los invitados, de saludarles o agradecer su presencia, de si la comida está bien, si la iluminación es la correcta o si está sonando la música que queríais. Y además, podréis degustar el menú que con tanta ilusión habéis elegido y de disfrutarlo con vuestros invitados.

10. El fin de fiesta

El broche final con el que culmina toda boda es el fin de fiesta, y es lo que muchos invitados llevan esperando todo el día.

En este sentido, es fundamental elegir bien la música incluyendo vuestros gustos y el de los invitados para que todos tengan su momento “sing star”.

La singularidad del espacio elegido para la discoteca llamará la atención de vuestros invitados, bien sea un espacio acristalado con una espectacular panorámica, alrededor de la piscina rodeados de naturaleza, en el interior de una bodega; así como otros elementos de diversión como un fotomatón o un espectáculo pirotécnico.

Organizar una boda a veces puede resultar estresante, pero si queréis un evento perfecto, con todos los detalles y disfrutarlo al máximo seguir estos consejos os ayudará a conseguirlo.

¡Hasta pronto!

Pin It on Pinterest

Share This